martes, 10 de enero de 2017

Características del oso negro

Los osos negros son muy adaptables. Habitan en Canadá, Estados Unidos y en algunas zonas de México. Se encuentran cómodos, tanto en zonas de vegetación espesa como en arboledas menos densas. Pueden llegar a vivir hasta treinta y cinco años, y son excelentes nadadores.


Oso negro


A pesar de su nombre, no siempre son negros, también hay ejemplares marrones, grises, negro azulados, color canela y blancos, aunque estos últimos son muy escasos.




Los osos que habitan en zonas pantanosas, acostumbran a  buscar refugio en lo alto de los árboles, ya que son agiles trepadores. Sin embargo, los osos que viven en lugares más secos buscarán una guarida bajo tierra, en la que puedan permanecer los meses invernales. Tienen los sentidos del oído, la vista y el olfato muy desarrollados. Son plantígrados y pueden erguirse sobre sus dos patas traseras.

La dieta del oso negro se compone de hojas, ciervos y alces jóvenes, insectos, pescado, frutos secos, miel, raíces y frutas, y ocasionalmente de carroña. En ocasiones, estos animales pueden ocupar comiendo hasta doce horas diarias. Un macho puede llegar hasta los 400 kg de peso y una hembra hasta los 190.


Reproducción del oso negro

La hembra de oso negro puede tener su primera camada entre los dos años y los seis años de edad. El periodo de gestación  es de alrededor de ocho meses. Nacerán entre uno y seis oseznos, que se quedarán junto a su madre hasta que tengan poco más de año y medio. Los pequeños llegan al mundo ciegos, sordos y sin pelo.

Estos animales viven preferentemente de día y son solitarios, excepto en los periodos de reproducción.

El oso negro goza de buena salud y está ampliamente distribuido. Sus más importantes amenazas son la caza furtiva, los atropellos y la destrucción de su hábitat natural.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario