domingo, 4 de septiembre de 2016

Características del perro de Semién

El perro de Semién es pariente del coyote y del lobo gris, y vive en las montañas de Etiopía. También se le conoce como lobo o chacal de Semién, lobo de Abisinia, chacal de Etiopía o lobo rojo.


Características del perro de Semién

Perro de Semién


Es un mamífero de tamaño medio y largas patas, sus orejas son amplias y puntiagudas, y sus dientes pequeños y separados. Su pelaje es rojizo o marrón anaranjado, con el mentón, el pecho, los pies, la cola y el interior de las orejas de color blanco. Los machos pueden llegar a pesar aproximadamente 20 kg y las hembras están alrededor de los 16.




Su actividad se desarrolla por el día y viven en grupo, a pesar de que casi siempre cazan en solitario. Las manadas pueden ser como mínimo de tres y como máximo de trece individuos, aunque lo usual es que estén alrededor de los seis.

Para evitar que se acerque ningún intruso a su territorio, varios animales vigilan cuando anochece y cuando está amaneciendo. Si se encuentran con otro grupo, reaccionan de manera agresiva, aunque normalmente no llegan a agredirse y la manada menos numerosa suele huir.


Reproducción del perro de Semién

La hembra dominante del grupo tiene crías generalmente una vez al año, entre los meses de octubre y diciembre. Todos los animales se encargan de vigilar la guarida donde están los pequeños para que permanezcan a salvo.

La camada suele ser de entre dos y seis cachorros, y el periodo de gestación de la hembra está alrededor de los dos meses. Los pequeños nacen totalmente indefensos, sin dientes y con los ojos cerrados. Desde que tienen poco más de un mes, hasta los dos meses y medio, combinan la leche de la madre con alimentos sólidos que los adultos regurgitan para ellos. Asimismo, les traen comida hasta los seis meses de edad.

Las otras hembras de la manada no suelen ser madres, pero en ocasiones ayudan a amamantar a los cachorros. Cuando la hembra alfa fallece, de inmediato ocupa su sitio una de sus hijas. Las hembras del grupo se aparean mayoritariamente con machos de otras jaurías.

El perro de Semién alcanza el estatus de adulto a los dos años de edad y su esperanza de vida está alrededor de los nueve años, aunque puede llegar a vivir doce.


Alimentación del perro de Semién

Es un cazador solitario y se alimenta principalmente de roedores, especialmente de la rata topo gigante, pero también de liebres y carroña. En ocasiones se juntan varios animales de la manada para cazar pequeños antílopes, ovejas o cabras.


El perro de Semién en peligro de extinción

El perro de Semién lleva desde el año 1986 en peligro de extinción, la destrucción de su hábitat, la hibridación con perros asilvestrados, el acoso de los ganaderos que lo consideran un peligro para sus animales, el contagio de enfermedades foráneas y las muertes por disparos y atropellos, son amenazas para la supervivencia de este cánido endémico de Etiopía.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario