lunes, 23 de mayo de 2016

Características del pato mandarín

El pato mandarín llama la atención por su vistoso colorido. Es un animal de pequeño tamaño, apenas medio kilo de peso, es herbívoro y monógamo. En la antigua China se consideraba que proporcionaba suerte, por lo que se solía regalar en las bodas de familias adineradas.


Pato mandarín
Este pato emprende el camino hacia zonas de Manchuria y China cuando siente que la calidez de la primavera se acerca. Antiguamente su número era mucho mayor, pero la destrucción de su hábitat lo ha reducido considerablemente.

El pato mandarín se alimenta de frutos secos, plantas acuáticas y semillas. Puede llegar a vivir hasta quince años.

Reproducción del pato mandarín


Lo primero que buscan ambos componentes de la pareja es un sitio adecuado y seguro para instalar el nido. Usualmente intentan localizar troncos de árboles que se encuentren a unos metros del suelo, lo que les proporciona mayor seguridad. Tanto el macho como la hembra se encargan de cuidar el nido de posibles agresores y también ambos incubarán los huevos a lo largo de un mes, aunque la hembra lo hará en mayor medida.

Las nidadas pueden ser hasta de  doce huevos. Los patitos aprenderán a volar con apenas cuarenta y cinco días de vida.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario